Solicitando creditos en 24 h

Los créditos rápidos o créditos en 24 horas son créditos personales cuya principal característica es la facilidad para ser solicitados debido a los escasos trámites y gestiones que hay que hacer para su solicitud y concesión, es decir, el solicitante del crédito recibe contestación a su solicitud del crédito con una gran rapidez.

El crédito se contrata prácticamente sin hacer papeleos. Cuando solicitamos un crédito en 24 horas o un crédito rápido, los documentos que suelen solicitar las entidades son una fotocopia del DNI, la última nómina, un recibo domiciliado en un banco (sólo en ocasiones) y el número de la cuenta corriente en la que se domiciliará el préstamo y en la que nos ingresaran la cuantía del crédito. Con estos datos habremos cumplido con todos los requisitos de la solicitud de nuestro crédito. La entidad se comprometen a facilitar el dinero en el plazo de 24 ó 48 horas después de recibir toda la documentación requerida.

Pero tenemos que saber que no dispondremos de la cantidad solicitada en el crédito en tan sólo 24 o 48 horas desde la primera llamada, tal y como podemos entender de la publicidad, sino pasadas 24 o 48 horas desde que nos conceden el crédito, es decir, desde la recepción de los formularios que debemos cumplimentar y el estudio de nuestra nómina por parte de la financiera, de manera que el depósito del importe del crédito en nuestra cuenta bandaria puede prolongarse más de una semana. El plazo comienza a contar desde que el crédito es aceptado.


Legal | Contacto